Pastel filo de espinacas y queso

Rate this post


Esta tarta de espinacas y queso hecha con finas capas de masa filo es una de mis favoritas de todos los tiempos. El sabor salado del fetta se suaviza sustituyéndolo por medio queso ricotta (o puede usar un queso de granja blando). Hágalo con espinacas o remolacha plateada (col rizada); ambos funcionan bien.

Nutrición por ración

Una ración (incluida una generosa ración de ensalada) contiene 1740 kJ (415 calorías), 24 g de grasa (incluye 7 g de grasa saturada), 22 g de carbohidratos (incluye 4 g de azúcares), 7 g de fibra y 735 mg de sodio. Lea nuestro sistema de calificación nutricional.

Direcciones

1. Precaliente el horno a temperatura moderada, 180ºC (350ºF). Engrase ligeramente un molde desmontable de 20 cm o una cazuela redonda o cuadrada.

2. Calentar el aceite en una sartén a fuego alto. Saltee las espinacas y las cebollas durante 4-5 minutos hasta que las espinacas se ablanden. Presione la mezcla en un colador para eliminar todo el exceso de líquido posible y deje que se enfríe un poco.

3. Vierta la mezcla de espinacas en un tazón grande y mezcle los huevos batidos, los quesos, el perejil y la nuez moscada. Mezclar bien.

4. Doble 6 hojas de filo en mitades. Rocíe la superficie de cada pieza doblada con aceite y colóquelas en la base de la sartén preparada. Vierta el relleno y esparza uniformemente. Doble las hojas restantes de filo por la mitad y rocíe con aceite. Coloque una capa sobre el relleno para cubrir.

5. Hornee durante 20-25 minutos hasta que esté crujiente, firme y dorado. Cortar en porciones y servir caliente o tibio con una ensalada griega.

Abrir chat