La alimentación saludable es fácil para las mujeres ocupadas

Rate this post



1. Come con atención

Sé que esto suena como un lenguaje hippie, pero comer despacio y concentrarse en la comida frente a ti te ayudará a comer mejor. ¡Sin mencionar el hecho de que mejorará tu digestión! Para empezar, reducir la velocidad de la comida y dejar los cubiertos entre bocado y bocado te obliga a escuchar las señales de hambre y saciedad de tu cuerpo. Masticar los alimentos inicia el proceso de digestión, ya que la saliva contiene la enzima amilasa que inicia la descomposición de los almidones en la boca. Masticar bien reduce y tritura los alimentos en una «papilla» que facilita la digestión. Además, disfrutarás de lo que comes si lo saboreas.

2. Escuche a su estómago

Aprenda a detenerse cuando esté cómodo 5 de cada 10 lleno. No un 7 u 8 de cada 10 sobrecargado como sucede a menudo si comemos fuera de casa todo el tiempo. Puede calificar fácilmente su nivel de plenitud para que pueda encontrar un punto cómodo de plenitud (saciedad) para dejar de comer. Lo mejor de todo es que funciona con CUALQUIER dieta o programa. Lee mas.

3. Mantenga las porciones moderadas

Manténgase alejado de las porciones o los segundos enormes, ya que son una de las principales causas de la obesidad. Cuanto más grande es la porción frente a usted, más tiende a comer, y eso se ha demostrado en investigaciones. Sirva las comidas en platos y tazones más pequeños. Use cucharas pequeñas, no demasiado grandes. Mida o pese sus porciones de arroz, pasta o carne una vez para saber cómo es una porción de tamaño estándar. Cuando sirva, tome nota de la cantidad que está sirviendo: ¿es la media taza sugerida O realmente 1 1/2 tazas?

4. Olvídese de hacer dieta – ¡coma de por vida!

La nutrición no se trata de reducir la talla de un vestido. Se trata de comer bien para nutrir tu cuerpo. También es una dieta densa en nutrientes, en lugar de rica en kilojulios.

5. Bebe más agua

Haga del agua corriente su bebida predeterminada. El agua es el mejor para calmar la sed, pero la mayoría de nosotros no bebe lo suficiente. El cuerpo necesita alrededor de 2 litros (8 vasos) de agua al día. Lleve consigo una botella de agua en el automóvil y tenga una en su escritorio en el trabajo.

Los jugos son saludables y sin grasa, pero son frutas en forma concentrada: altos en azúcares naturales, bajos en fibra, altos en kilojulios / calorías y fáciles de consumir en exceso. No podrías masticar 2 o 3 naranjas en un minuto, pero apuesto a que podrías beber fácilmente en un vaso de jugo de naranja.

6. Come una ensalada al día

Me encantan las ensaladas porque son fáciles de preparar, usan los trozos que cuelgan en su refrigerador y se pueden preparar con anticipación (solo es necesario verter el aderezo antes de servir). Es más, te dan comida en estado crudo, lo que significa que obtienes vitamina C, ácido fólico y B1 (que son sensibles al calor) y necesitas masticar.

Mujeres comiendo ensalada almuerzo
7. Cuidado con la sal

Comemos el doble de sal de lo que deberíamos. Deje de esparcir sal sobre sus alimentos antes de probarlos y comience a comprar productos con bajo contenido de sal, como caldo y frijoles horneados. Realza el sabor con hierbas frescas, ajo, guindilla y ralladura de limón o lima.

8. Cuidado con el azúcar

¿Alimentando a ese goloso? Demasiada azúcar agrega kilojulios (calorías) no deseados y no aporta fibra, vitaminas ni minerales. Untar mermelada en su tostada o azúcar en yogur está bien, pero limite su consumo de refrescos azucarados, jugos, caramelos, chocolate, muffins, pasteles y helados.

Barra de chocolate Sugar Woman

9. Come carbohidratos inteligentes

Di «No» a los carbohidratos refinados como el arroz blanco. Elija cereales integrales, carbohidratos con alto contenido de fibra o bajo IG, como panes densos granulados, arroz integral, avena, cebada perlada, cereales integrales para el desayuno y legumbres. Esto significa que se absorben más lentamente: ¡su cuerpo está haciendo el trabajo, no la fábrica de alimentos!

10. Utilice la tecnología para ayudar

Compre un rastreador portátil como un reloj Fit Bit o use una aplicación como Easy Diet Diary (australiano y en kilojulios en lugar de calorías) para rastrear su comida, pasos, sueño y frecuencia cardíaca.

No siento que necesite ingresar todo lo que se lleva a la boca; muchos platos son difíciles de clasificar, como los salteados chinos o la pizza con sus ingredientes mixtos (y cuántas porciones). Además, ¡no querrá sentarse durante horas ingresando datos en una pantalla pequeña o en un teléfono inteligente! Sentarse es el nuevo fumar. Hágase una desintoxicación tecnológica el fin de semana o cuando esté fuera.

La línea de fondo

Incluso si solo puede implementar algunos de estos consejos, le prometo que se sentirá mejor. ¡Buena suerte!

Abrir chat